91 408 11 57 / 674 397 615 / 674 397 616 / 674 397 617 info@gestoriarp.es
Seleccionar página

La picaresca llega al plan PIVE


La venta de coches nuevos ha aumentado un 27% en 2013 gracias al plan PIVE. Una iniciativa que atrae compradores, pero también la picaresca. La rebaja -de hasta 3.000 euros- exige entregar a cambio un coche para la chatarra. Quienes no lo tienen, se hacen con uno comprándolo y realizando el cambio el titular de vehículo a su nombre (transferencia de vehículo) de segunda mano o en un desguace. Algunos concesionarios ofrecen incluso hacerse cargo de ese trámite.


CAMBIO DE TITULARIDAD DE VEHÍCULOS 

Puede realizar la transferencia de su vehículo al momento en nuestra Gestoría con la seguridad de que el comprador sale de la Gestoría con en vehículo a su nombre.

Visite nuestras oficinas en Madrid:pablo@gestoriarp.esCalle de los Hermanos Machado, 27. 28017 Madrid

(+34) 91 408 11 57 / (+34) 626 77 95 90 

 

Ocho de cada diez vehículos se venden en la actualidad gracias al plan PIVE. Su fórmula mágica: un descuento de al menos 2.000 euros por entregar un coche de más de diez años. Y no hace falta ser dueño del coche desde hace tiempo.
Hay gente que le compra el coche a un amigo. También preguntan en los concesionarios si ellos pueden ayudarles a buscar uno. En ocasiones son los propios comerciales de un concesionario los que dan la idea al cliente. E incluso se ofrecen a realizar todos los trámites.
Una técnica que no aprueban desde la patronal de concesionarios. Aunque señalan a otros “beneficiarios” de ese plan: los desguaces.
Los desguaces aseguran que ellos no venden documentación de vehículos. Pero si ofrecen más dinero a los usuarios que quieran transferir su coche a un tercero antes de darlo de baja.
También han visto negocio en la subvención del gobierno algunos centros de vehículos de segunda manoCompran coches por unos 200 euros y los venden por 400. Ni siquiera les entregan el coche, sólo la documentación.

Y al final de la cadena están los compradores particulares que consiguen un vehículo nuevo algo más barato. Son muchos los que se reparten la tarta del plan PIVE antes de que el coche sea chatarra.